Para las limpiezas Post Obras lo primero que deben de saber es que la visita al local o vivienda a limpiar es absolutamente imprescindible.

No se puede valorar un trabajo sólo por la superficie. Lo importante es saber cuál es el grado de suciedad, cómo han sido de cuidadosos los albañiles y pintores, si hay sólo polvo o también restos de yeso o pintura o cemento, el tipo de ventana es muy importante, si hay cocina o no, paredes alicatadas o pintadas, aramrios empotrados o no, rodapiés, puntos de luz, lámparas, terrazas, y sobre todo el suelo. También la maquinaria y tipo de productos que hay que llevar.

Limpiezas post obras

Cuando realizamos la visita, normalmente al día siguiente del contacto, tomamos muchas fotos y además filmamos todo el local con nuestro teléfono móvil para después poder hacer el presupuesto de forma pausada en la oficina. Preguntamos todo lo necesario y hacemos hincapié en aquellos detalles que consideremos que son importantes destacar como por ejemplo un suelo rugoso es más difícil de limpiar que uno liso, las paredes pintadas también se limpian en seco.

Las paredes por debajo de las ventanas se protegen por si hay salpicaduras, en caso de suelos muy duros llevamos maquinaria rotativa, si hay mucho cemento pegado, etc

Una vez elaborado y aceptado el presupuesto nos presentamos el día y hora acordado con nuestro equipo, normalmente con más gente de la necesaria para que el trabajo sea más ágil. Van todos uniformados, y son discretos pero correctos y educados.

Hacemos una pausa para comer y seguimos trabajando hasta que se termine o, si es muy grande, hasta una hora razonable para seguir al día siguiente.

El trabajo va perfectamente planificado. Siempre va un cristalero, como mínimo, que es el que se ocupa de las ventanas incluidos los perfiles y persianas, a veces van dos. El resto del personal se reparte por la casa siguiendo las instrucciones pertinentes y permanentemente hay un/a supervisor/a que resuelve problemas o que se pone en contacto con nosotros si no puede hacerlo.

limpieza después de obras

El trabajo siempre empieza desde el fondo de la casa hacia la puerta y según se van terminando tareas el supervisor va repasando el trabajo realizado. Cuando el trabajador acaba la tarea el supervisor le asigna otra conforme al plan de trabajo elaborado. Este plan se lleva a cabo a rajatabla salvo que surja alguna dificultad.

Cuando se ha terminado el trabajo, se realiza un repaso de aquellas zonas más ocultas y otro repaso visual en el que se comprueba que todo ha quedado impecable. Nuestro nivel de perfección es muy alto. Si el cliente encuentra algo que nosotros no hemos advertido, volvemos al día siguiente a rematarlo.

Nunca cobramos por adelantado ni mandamos la factura hasta que el cliente no está del todo satisfecho.

Solicite su presupuesto aquí


o llámenos por teléfono en horario comercial a: 639.558.832 / 609.034.244